EL DELITO DE USURPACIÓN - DESALOJO VELOZ - ENGAÑO USURPACION - USURPACION CON AMENAZA - VIOLENCIA USURPACION - ROTURAS USURPACION - ABUSO DE CONFIANZA USURPACION - APROVECHAMIENTO USURPACION - INTIMIDACION USURPACION - USURPACION CASAS - LOTE USURPADO

EL DELITO DE USURPACIÓN Y SOLUCIONES. DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC. 

Por la Doctora Mónica Viviana Breglia Arias

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL

 

 

 

HAGA CLIC EN LOS SIGUIENTES TEMAS SI NO DESEA UNA LECTURA COMPLETA, LA QUE RECOMIENDO

 

El recupero en sede civil y los distintos conceptos de ocupación.  ( se le dirigirá a otra página dentro de este sitio web )

Usurpación de Inmuebles

Evolución legislativa

 

El bien jurídico protegido: Objeto:

 

OBJETO MATERIAL

 

El título del sujeto pasivo en este delito.

 

La acción típica: el despojo Modalidades comisivas.

 

a) Violencia

 

b) Amenazas

 

c) Engaño

 

d) Abuso de confianza

 

e) Clandestinidad

 

Otros caracteres

 

Destrucción de los límites

 

Turbación de la posesión

 

La acción civil de recupero ante sede penal.

 

 

 

 

Usurpación de Inmuebles

 

El artículo 181 del Código Penal contempla la usurpación de inmuebles, diciendo así:

“Será reprimido con prisión de seis meses a tres años:

 

1ro) El que por violencia, amenazas, engaños, abusos de confianza o clandestinidad despojare a otro, total o parcialmente, de la posesión o la tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre él, sea que el despojo se produzca invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o expulsando a los ocupantes.

2do) El que,  para apoderarse de todo o parte de un inmueble, destruyere o alterare los términos o límites del mismo.

3ro) El que con violencia o amenazas turbare la posesión o tenencia de un inmueble.

 

Evolución legislativa.

 

La ley 24.454, que reemplazo el texto del art. 181 del Código Penal agregó entre los medios comisivos de la usurpación a las amenazas (antes no estaba contempladas)  y  la clandestinidad.

Aclaró que el despojo puede tener lugar total o parcialmente, “invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o expulsando a sus ocupantes”, lo que siempre había sido entendido así por la jurisprudencia, pero el Código no lo citaba en su articulado.

El delito tiene pena mayor, antes era de un mes a dos años, ahora tiene pena de seis meses a tres años.

 

El bien jurídico protegido: Objeto:

 

El uso y goce pacífico de un bien inmueble por el hecho de la posesión o tenencia, o el ejercicio de la facultad de ocupación de un inmueble otorgada por un derecho real es el bien jurídico protegido. Dado que el derecho real de prenda solo puede recaer sobre cosas muebles (3204 del Cód. Civil) y que el de hipoteca no permite la ocupación del inmueble por el acreedor, sólo puede ser protegido por esta norma el ejercicio de facultades nacidas de los derechos reales de dominio y condominio, el uso, el usufructo, la habitación, las servidumbres activas y la anticresis (art. 2503 Código Civil).

 

OBJETO MATERIAL.

 

 

El objeto material es el inmueble, en la usurpación la acción física del sujeto activo recae sobre un inmueble: este es un objeto material. El concepto de inmueble no es exactamente el de la ley civil, así como en el delito de hurto tampoco  se emplea el concepto civil de cosa mueble. Efectivamente así como en el delito de hurto, mueble es lo que en esencia es transportable, en el de usurpación inmueble es lo que en esencia es inamovible,

Así el suelo y la construcción a él adherida   (inmueble por accesión de la ley civil). Pero no son objeto material de la posesión otras formas civiles de inmuebles.

Pero no lo son el inmueble por representación o por destino (arts. 2316 y 2318 del Código Civil).

Queda también excluida el agua, pues es objeto de protección separada.  (art. 182 del Código Penal ).

 

El título del sujeto pasivo en este delito.

 

Presupuesto del delito es la existencia de una posesión o tenencia o del ejercicio de una facultad de ocupación contenida en derechos reales que se manifiestan por la posesión o tenencia, y en esa medida son protegidos, por lo cual su enunciación circunstanciada – como en la ley derogada- era redundante  (ver arts. 2351, 2461, 2498, inciso 1ro. y 2807 Código Civil).

No se requiere que la tenencia se funde en título alguno, y dado  que su legitimidad no es un presupuesto del delito hasta el propietario puede cometer delito de usurpación contra  el simple tenedor.

No se requiere que la tenencia se funde en título alguno, y dado que su legitimidad no es un presupuesto del delito, hasta el propietario puede cometer delito de usurpación contra el simple tenedor. Sin embargo, el art. 2470 del Código Civil autoriza a quien es despojado de la tenencia, a recobrarla cuando ésta aún no se ha consolidado en manos del autor del despojo, así como nadie puede hurtarse a sí mismo lo que tiene, tampoco nadie puede despojarse a así mismo de la posesión o tenencia que detenta todavía. La determinación de cuándo esa consolidación se concreta es un problema de apreciación de hecho en cada circunstancia, que queda a criterio del juzgador.

La situación de quien mantiene la ocupación de un inmueble ejerciendo un derecho de retención (art. 3939 Código Civil) no está protegida por esta disposición, pues “se trata de una tenencia en garantía, que responde a un derecho personal y no constituye el ejercicio de un derecho real”.

 

La acción típica: el despojo Modalidades comisivas

 

En el nuevo texto legal el despojo puede cometerse por violencia, amenazas, engaño, abuso de confianza o clandestinidad.

El despojo que se lleva a cabo por otros medios es atípico.

Veamos cada uno de los medios de comisión de este delito:

 

a) Violencia: Comprende sólo la violencia física, ya que la llamada vis moral, se ha visto desplazada,- después de la última reforma- hacia las amenazas. En la violencia física se incluye el uso de medios hipnóticos o narcóticos (art. 78, Código Penal). La ley comprende tanto la violencia dirigida a vencer la eventual o efectiva resistencia opuesta por personas, como la fuerza aplicada a cosas que obstaculizan o estorban la ocupación, o su mantenimiento en exclusividad.

Tiene que existir una relación directa entre despojo y violencia: ésta debe ser usada antes o para consumar aquél, mientras no se ha consolidado la tenencia. La usada con posterioridad no configura este delito.

En cambio de cerradura, la colocación de un pestillo o traba, la colocación de un candado o verja, son formas de violencia que ha contemplado la jurisprudencia.

También el corte de alambres limitadores de la propiedad o la colocación de tablas clavadas con las que se asegura una puerta, o penetrar en el inmueble pese a la terminante oposición del ocupante, lo mismo que el ostentar armas (de fuego o no) o hacerse acompañar por muchas personas.

 

b) Amenazas: Deben darse los requisitos del art. 149 bis del Código Penal, que consisten en anunciar a otro un mal grave, injusto, posible y futuro, con idoneidad para intimidar y que depende de la voluntad del agente causar, por acción u omisión.

 

El texto impuesto por las leyes 17.567 y 21.338, básicamente similares al presente, trajo para algunos autores el problema de diferenciar la usurpación de la extorsión.

El problema era planteado en estos términos, si con amenazas se obtiene el uso y goce de un inmueble, habrá que determinar si lo que se logró son los derechos de posesión  o tenencia o el elemento material de ellas.

Si son los derechos, habrá extorsión de inmuebles.

En el oro caso, el elemento material, lo que hay es usurpación.

Era  una distinción muy interesante para la doctrina y la jurisprudencia, porque estos son casos que se podían dar en la realidad.

 

Sin embargo ese enfoque está mal, ya que olvida que la extorsión versa sobre cosas dinero o documentos que produzcan efectos jurídicos y que dentro del concepto de cosas se debe entender las transportables y no, por tanto los inmuebles.

La confluencia de este delito con los previstos en el art 149 bis, se resuelve por la absorción de la figura básica de amenazas (párrafo 1ro. 1ra. Parte y el de coacción (párrafo 2do.), que se absorben por el art. 181, que comentamos.

Distinto es el caso de las amenazas agravadas por el anonimato o el uso de armas (art. 149 bis, párrafo 1, parte 2da. ) que concurrirán idealmente.

 

c) Engaño: Es el mismo de la estafa, con las distintas modalidades de cada delito, por lo cual la simple mentira incluso puede dar lugar a usurpación, dadas ciertas circunstancias aunque sobre ello no hay total acuerdo.

La usurpación se diferencia de la estafa en el hecho de que en la estafa el objeto sobre el que recae el delito es el derecho de dominio o el título de posesión, tenencia o cuasi posesión, pero no sobre el uso y goce basado en esos derechos. Cuando ocurre esto último el delito es el de usurpación.

Debe haber relación de causalidad entre el engaño y el despojo.

 

d) Abuso de confianza:  No se trata aquí del vicio de la posesión regulado en el art. 2372 del Código Civil, sino del despojo cometido aprovechando la confianza que la víctima deposita en el autor, permitiéndole  ocupar  o usar el inmueble o intervirtiendo el título, esto es, invocando un título de ocupación.

Vamos a poner ejemplos: la doméstica ( mujer que hace la limpieza) o el portero de un edificio, intervierten el título, es una forma de abuso de confianza ya que son servidores de la tenencia ajena, al igual que los tenedores en interés ajeno, o en razón de una relación de hospedaje u hospitalidad, conforme lo dispuesto en el art,. 2490 del Código Civil, o en razón de una relación de hospedaje u hospitalidad.

También la persona que recibe una casa para hacer una refacción.

 

e) Clandestinidad:  El despojo es clandestino cuando se lleva a cabo en ausencia del poseedor u ocultando los actos de ocupación a las personas que podrían oponerse a ella (art. 2369 del Código Civil), aunque tal precaución no se mantenga frente a terceros, y sólo puede darse respecto de los modos de invasión y mantenimiento. Se ha sostenido que este medio comisito era insuficiente por sí mismo para cometer usurpación y que siempre habrá que recurrir a otros medios comisivos. No lo creemos así.

 

Otros caracteres:

 

Es un delito instantáneo, de efectos permanentes por lo que la prescripción corre desde la consumación  pues la permanencia del usurpador en el inmueble no prolonga el momento consumativo, sino los efectos materiales del delito ya consumado.

Es un delito que admite la tentativa.

Es un delito doloso y debe cometerse con la finalidad de permanecer en el inmueble, ocupándolo, la fugaz privación de tenencia sin voluntad podrá ser atípica o configurar otros ilícitos  (por ejemplo turbación de la posesión, pero no éste).

 

Destrucción de los límites.

 

El bien jurídico protegido no es solamente como en la usurpación por despojo, la posesión o tenencia de facto de un inmueble sino que se amplía al derecho de dominio sobre él, que puede ser menoscabado por las modificaciones introducidas.

El inmueble puede estar situado en cualquier ciudad o en el campo, el Código no hace distinción sobre esto.

El delito se comete destruyendo o haciendo desaparecer los límites, de manera que no pueda reconocerse la línea separatoria, la acción debe llevarse a cabo para de todo o parte del inmueble vecino.

 

Turbación de la posesión.

 

Las acciones turbatorias son aquellas  que importan una limitación a los derechos inherentes a la posesión, una restricción en el uso y goce del inmueble que se posee, sin llegar a ocuparlo, ni diseccionarse hacia el despojo, pues en tales casos “habrá despojo o voluntad de despojar”, desplazando la acción hacia una usurpación consumada o tentada. La ley civil admite dos clases de actos turbatorios: 1) ejecutados con intención de poseer (art. 2496 del Código Civil) que como hemos visto llevan la acción al tipo de la usurpación y 2) Los que no tienen por objeto hacer poseedor al que los ejecuta (art. 2497 del Código Civil ).

El agente debe hacer actos que realmente restrinjan el ejercicio de la posesión.

Por ejemplo, cortar el agua o la electricidad.

La norma mantiene el defecto que tenía la norma anterior a 1968, no proteger los actos contra la tenencia.

Todos aquellos casos de turbación de la tenencia, como el desconectar un cable de energía eléctrica ( hecho por el propietario a un inquilino) no estan incluidos en el tipo.

 

EL HECHO QUE TRATAREMOS ES EL MÁS IMPORTANTE

 

La acción civil de recupero ante sede penal.

 

El art. 680 bis del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación fue introducido por la ley 24.454, que también modificó el art. 181 del Código Penal.

Por tanto, en forma concordante con el art. 14 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, se habilita a ejercer ante este fuero, en forma paralela a la denuncia, una acción civil por desalojo y recupero inmediato del inmueble, bajo caución que garantice los eventuales daños y perjuicios que se pudieran ocasionar a terceros.

La Ley 25.324 (año 2000) incorporó como art. 238 bis del Código Procesal Penal de la Nación el siguiente texto: “ En las causas por infracción al art. 181  del Código Penal, en cualquier estado del proceso y aún sin dictado de auto de procesamiento, el juez a pedido del damnificado, podrá disponer provisionalmente el inmediato reintegro de la posesión o tenencia del inmueble cuando el derecho invocado por el damnificado fuere verosímil .

El Juez podrá fijar una caución si lo considerare necesario”.